Noticias MasterMover

8 Retos de la manipulación de materiales en instalaciones farmacéuticas

8 Retos de la manipulación de materiales en instalaciones farmacéuticas

La fabricación de productos biofarmacéuticos es un proceso complejo. Además de las dificultades a las que se enfrentan la mayoría de los fabricantes, las empresas biofarmacéuticas también tienen que trabajar dentro de un entorno de salas limpias muy controlado; áreas cerradas donde la concentración de contaminantes como polvo, microbios y partículas es controlado y clasificado correctamente.

Además de tener unos estrictos requisitos del entorno, las instalaciones biofarmacéuticas también utilizan en su propio proceso una serie de equipos pesados y complejos sobre ruedas. Mover estos equipos pesados supone un reto para los fabricantes y las instalaciones de investigación por igual.

Esto deja a las instalaciones con la tarea de tener que estudiar soluciones que puedan manejar un peso significante en entornos de salas limpias, suelos irregulares, espacios estrechos y también cargas y materiales de gran valor.

Identificar la mejor solución para la manipulación de materiales que haga frente a estos retos y consiga el rendimiento necesario puede ser un proceso largo y costoso. La búsqueda puede ser abrumadora, pero con 25 años de experiencia en resolver este tipo de dificultades para las instalaciones biofarmacéuticas, podemos ayudar.

Aquí, queremos mostrar cómo resolver los 8 problemas más comunes y ayudarte a encontrar la solución perfecta.

1. Entender el peso que se necesita mover.

Lo primero a tener en cuenta es la capacidad de tu solución en cuanto al peso del propio producto, equipo o material a mover. Esto determina el peso máximo que el equipo necesita ser capaz de mover.

Tanto si estás buscando reducir la manipulación manual al mover mezcladores de un solo uso, o necesitas una solución eficiente para agilizar el movimiento de columnas de cromatografía de gran volumen, entender el peso máximo a mover es imprescindible. Es importante al calcular la carga máxima que esta incluya el propio equipo, cualquier sistema de plataformas y el peso de cualquier otro medio.

Conocer el peso máximo que necesitas mover y el entorno en el que opera, ya sea una sala limpia o cualquier otro, ayuda a entender más profundamente qué arrastrador eléctrico o solución para mover cargas puede funcionar mejor para ti.

2. Conocer el espacio.

Algo igual de esencial a tener en cuenta son el espacio y los obstáculos del entorno dentro de tus salas limpias. Desde las puertas hasta otros equipos, la disposición de la sala puede suponer un gran reto en las operaciones y dar problemas con los tiempos, especialmente en los procesos de transformación.

Los arrastradores eléctricos tienen una gran capacidad de maniobra ya que cuentan con un giro flexible que permite la facilidad de movimiento. Esto ayuda a eliminar el riesgo de colisiones con las paredes y otros objetos en espacios estrechos, incluyendo al personal y otros artículos de gran valor, ya que los operarios tienen total control del movimiento.

3. Proteger el suelo y tener en cuenta la resistencia de rodamiento.

Las salas limpias, junto a los laboratorios de análisis, tienen superficies delicadas susceptibles a los daños provocados al mover o empujar objetos pesados. El suelo es algo importante a tener en cuenta al seleccionar una solución para mover cargas, y un sistema que aguante el peso de la carga, o que reduzca el impacto, es una solución que merece la pena considerar.

El suelo de los espacios de salas limpias suelen ser de alta calidad, llegando a reducir la resistencia de rodamiento; un factor clave al seleccionar una solución para mover cargas.Una resistencia de rodamiento más baja implica que es necesaria menos fuerza al tirar o empujar de la carga, lo que en realidad incrementa la capacidad del arrastrador eléctrico. Cuando la superficie es de poca calidad, con una resistencia de rodamiento más alta, se necesita más potencia para conseguir el movimiento.

Muchos arrastradores eléctricos MasterMover utilizan un innovador sistema hidráulico de transferencia del peso que crea tracción. Nuestros arrastradores usan un sistema inteligente de conexión que interactúa con el equipo para transferir parte del peso de la carga a través de la rueda de transmisión de poliuretano, permitiendo mover fácilmente cargas de hasta 20.000 kg (o incluso más si la resistencia de rodamiento es menor).

Los arrastradores eléctricos también incluyen ruedas a prueba de pinchazos y marcas, lo que ayuda a eliminar el riesgo de dañar el suelo al mover la carga.

4. Trabajo en entornos estériles.

Las salas limpias son entornos clasificados y estrictamente controlados, diseñados para evitar la contaminación durante la fabricación de productos. Esto representa una preocupación y un desafío clave para aquellas instalaciones que buscan introducir equipos de manipulación como los arrastradores eléctricos en su entorno.

Dado que los equipos se mueven entre diferentes ubicaciones y departamentos dentro de las instalaciones, es esencial que se utilicen soluciones con protección de ingreso, acero inoxidable de grado 316 y que no produzcan emisiones.

La gama MasterMover de arrastradores eléctricos de acero inoxidable opera en algunos de los entornos más estrictos de la industria manufacturera y nuestro diseño permite que sean compatibles con todos los agentes de limpieza comunes. Construido con un grado de acero inoxidable de grado 316 fácil de limpiar, y una protección de ingreso de hasta 55, nuestros arrastradores eléctricos están creados para cumplir con las exigentes necesidades de limpieza de la industria.

5. Asegurar un movimiento fácil de cargas de gran valor.

Los equipos farmacéuticos, desde columnas cromatográficas hasta bidones y contenedores, tanques de presión y contenedores de almacenamiento, normalmente contienen elementos de valor que requieren ser movidos y situados con cuidado.

El reto al que se enfrentan las instalaciones farmacéuticas es el de reducir o eliminar estos riesgos con una solución que funcione correctamente. Con el sistema hidráulico de transferencia del peso usado en nuestros arrastradores eléctricos, las cargas se mueven suavemente, se controlan con facilidad y se pueden frenar rápidamente (de forma controlada) para prevenir daños.

La naturaleza compacta de nuestros sistemas de arrastradores eléctricos también posibilita que los operarios puedan colocar y maniobrar grandes equipos como columnas cromatográficas fácilmente en espacios reducidos. Con funciones de control de la velocidad y un botón de frenado de emergencia de serie, se pueden evitar daños costosos y colisiones.

6. Optimizar el uso de los recursos.

Con un personal altamente formado, optimizar los recursos y la productividad del personal es algo crítico. La manipulación manual es común en esta industria, especialmente al mover tanques y mezcladores de alrededor de 1.000 kg de peso. A parte de los obvios problemas de seguridad, el movimiento manual de equipos sobre ruedas a menudo requiere varios miembros del personal, y los retiene de hacer otras actividades con mayor valor añadido. Junto a esto se añade también la presión que ejercen las lesiones de la manipulación manual en las ausencias del personal.

Al utilizar una solución que se complementa con la estructura existente de personal, eliminando la necesidad de esfuerzo físico y únicamente necesitando una mínima formación que cualquiera puede dominar, se ayuda significativamente a maximizar la eficiencia productiva.

Los arrastradores eléctricos son fáciles de usar y no requieren licencias. Por lo tanto, pueden usarse por un amplio número de personas y como eliminan la manipulación manual, un único operario puede mover incluso las cargas más pesadas.

7. Maximizar la capacidad de producción y suministro.

Algunas de las principales preocupaciones de los espacios farmacéuticos son el tiempo y la capacidad de producción. Ser capaz de mover los equipos de forma segura y cambiar rápidamente el conjunto de configuraciones, es esencial para mantener unas instalaciones con una producción eficiente.

Desde el montaje inicial, hasta el sistema para maniobrar y el suministro de la línea de producción, mover estos equipos de procesos puede añadir bastante tiempo a las tareas y actividades, creando una planificación de la producción compleja e innecesaria.

Con un arrastrador eléctrico, el movimiento de equipos se convierte en una tarea hecha para una sola persona, ayudando a maximizar el tiempo, creando un suministro eficiente y aumentando la flexibilidad.

8. Conocer el ROI deseado.

Conseguir el equilibrio entre el presupuesto, los costes y los beneficios deseados es un reto presente en todas las industrias, pero no más que en el propio sector biofarmacéutico. Como con cualquier equipo, el análisis de la viabilidad de equipos de manipulación implica una inversión previa, su instalación y cualquier otro coste de mantenimiento. Un aspecto importante a considerar pero a menudo pasado por alto al implementar equipos de manipulación es tener un gran entendimiento de tus beneficios deseados.

Para los gerentes de prevención de riesgos de las instalaciones farmacéuticas, el principal objetivo quizás sea el reducir o prevenir las lesiones y ausencias del personal debido a la manipulación manual de los equipos. Para el personal de procesos, el resultado deseado quizás sea conseguir un aumento general del tiempo de producción al reducir el tiempo entre suministros.

Sea cual sea el beneficio o retorno de inversión deseado, es importante entender el problema o dificultad que se necesita resolver y evaluar su peso en comparación con el coste de los equipos.

Nuestras soluciones en arrastradores eléctricos son usados por fabricantes para completar un gran número de tareas dentro de la industria, pero las ventajas que aportan son las mismas a lo largo del globo. Crean unos entornos de trabajo más seguros para el personal al reducir las lesiones de la manipulación manual y facilitan unas reconfiguraciones más rápidas para mejorar la eficiencia productiva.

Una solución a la altura de tus necesidades

Tras revisar los retos de la manipulación manual en la industria farmacéutica y las ventajas de los arrastradores eléctricos de acero inoxidable, está claro que son un elemento de gran valor dentro del proceso de producción.

La producción a gran escala es un proceso que se apoya en métodos fiables y produce un alto volumen de producto terminado. La calidad del producto final depende a menudo no solo de la calidad de las materias primas, sino también de los procesos intermedios.

En la industria farmacéutica, esto es incluso más real. Es imprescindible que todas las existencias, equipos y productos terminados se manejen con cuidado. Nuestros arrastradores eléctricos ayudan a los fabricantes a conseguir una precisión milimétrica al situar la carga, permitiéndoles reducir el riesgo de dañar equipos de gran valor.

El volumen de fabricación puede verse afectado también por cambios en la demanda, y un arrastrador eléctrico puede reducir el impacto de estos cambios en la disposición de la producción al ser capaz de adaptarse rápidamente a los distintos requisitos. La necesidad de agilizar el proceso es imprescindible y los arrastradores eléctricos permiten una rápida reconfiguración de la disposición productiva ayudando a situar las operaciones en línea con la demanda.

Si estás buscando una solución para la manipulación de materiales que pueda mejorar la eficiencia y seguridad en tus instalaciones, MasterMover tiene una amplia gama de soluciones especializadas en cada sector que utiliza la tecnología más nueva.

Ponte en contacto hoy mismo y descarga nuestra guía para descubrir cómo podemos ayudarte a mejorar la eficiencia con nuestros arrastradores y remolcadores eléctricos.

Descargar guía

« Regrese a la sección de noticias

Publicado en : 09-11-2022